miércoles, 26 de noviembre de 2014

Whatsapp te puede expulsar

expulsado

Sin preavisos ni advertencias, el servicio Whatsapp puede expulsar a los usuarios que violen sus condiciones de uso. ¿Cómo prevenirnos?

Imaginen qué sentirían si un día cualquiera, cuando están a punto de enviar un mensaje por Whatsapp a sus grupos de amigos se encontraran con el siguiente mensaje: "Su número de teléfono no está autorizado a usar nuestro servicio".

Seguramente creerán que se trata de una broma de mal gusto. Aunque luego constaten que, lamentablemente, se trata de una decisión unilateral de parte de la compañía del ícono verde que ha decidido  la expulsión.

¿Qué habré hecho para merecer esto?

Segun supimos en facebook en español recientemente, han sido noticias los casos de varias personas que de un día para el otro se vieron privados a utilizar el servicios de mensajería instantánea que brinda Whatsapp.

¿Por qué? ¿Cuáles fueron los motivos que han suscitado que se los expulse sin ningún tipo de explicación del servicio? Los argumentos de la compañía se vinculan al derecho de admisión y permanencia de quienes consideren usuarios “molestos” que infrinjan algunas de las normas de sus términos y condiciones de uso.

Seguramente, la decisión responda a alguna de las causas que el servicio de mensajería considera válida como para expulsar a un usuario de su aplicación.

La compañía, que ahora pertenece a Facebook, se reserva el derecho de expulsar, bloquear o restringir el acceso a la aplicación a aquellos usuarios que manifiesten comportamiento molesto o no grato, tanto hacia los demás usuarios como hacia la propia empresa.

En el blog de Whatsapp podremos encontrar cuáles serían las acciones que violan las Condiciones del servicio (que cabe aclarar que se encuentra solo en ingles), y que deberíamos evitar cometer para no ser expulsados:

  • Enviar anuncios, publicidades o mensajes con fines publicitarios (no personales).
  • Enviar spams o mensajes que no han sido solicitados.
  • Enviar contenido ilegal, obsceno, acosador, amenazante, racial o étnicamente inofensivo o inadecuado (tanto en los mensajes, como en las fotos o en el estado).
  • Cometer infracciones reincidentemente.
  • Usar un sistema automatizado o una aplicación cliente no autorizada / no oficial para enviar mensajes de Whatsapp.
  • Haber sido bloqueado por una gran cantidad de usuarios de la aplicación.

¿Reconocen que han cometido alguna de estas acciones? De ser así, les recomendamos a partir de ahora que comiencen a cuidarse, para evitar ser expulsados.

Las consecuencias sociales de una expulsión

Para muchos de los usuarios de Whatsapp el hecho de ser expulsados puede generarles serios conflictos a la hora de comunicarse con su red de contactos. Para hacernos una idea de la magnitud en la que podría repercutir este hecho en la vida social de alguien recordemos que actualmente más del 90 % de usuarios españoles se comunican por Whatsapp. ¿Cómo harían ustedes para poder contactarse con todos los grupos  a los que pertenecían?  Se volvería bastante complicado…

¿Qué hacer ante una expulsión?

Un tema a tener en cuenta es que la empresa no emite ningún tipo de pre aviso o advertencia antes llegar a la expulsión del servicio. Entonces, en caso de ser expulsados ya no habrá vuelta atrás.

La única alternativa, será enviar un e mail a la compañía solicitando que revisen cada caso en particular. Pero nada nos garantiza que lo harán o que recibiremos alguna respuesta que no sea automática.

Lamentablemente, de ser expulsados del servicio de mensajería poco y nada queda por hacer. La primera opción será buscar algún servicio alternativo, como por ejemplo podría ser Line. Aunque será poco probable que todos los contactos que teníamos también lo utilicen. La segunda opción, será cambiar la línea telefónica y volver a descargar la aplicación como un usuario nuevo, sin ningún tipo de precedentes.

¿Los mensajes no eran privados?

Llegados a este punto, seguramente muchos se preguntarán cómo hace Whatsapp para determinar que un mensaje es spam o es inapropiado, si los mensajes son privados…
Ilusoriamente, muchos creíamos que los contenidos de los mensajes que enviábamos a nuestros amigos no eran leídos por terceros. ¿Habremos pecado de inocentes?

A veces el árbol no nos permite ver el bosque. Y aunque a primera vista parezca que lo más grave es que nos echen de un servicio (lo cual es posible porque en realidad es privado), lo criticable es que se viole nuestro derecho a la privacidad, y que desde la compañía se tenga acceso a todo lo que escribimos o decimos a través de ella.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada