miércoles, 28 de mayo de 2014

¿Facebook quiere competir contra una aplicación que promueve el desnudo?

Facebook quiere competir contra una aplicación que promueve el desnudo

Facebook está desarrollando una aplicación muy similar a SnapChat, para que los usuarios puedan hacer envíos fugaces, capaces de autodestruirse sin dejar rastros.

Facebook no corre ¡vuela! Ya sabemos que cuando Mark Zuckerberg no logra un objetivo, entonces redobla la apuesta.  Es así como luego de que Snapchat rechazara su oferta de 3 mil millones de dólares, el creador de Facebook no se quedó lamentándose y se puso en acción para crear una app propia, independiente del Messenger que ya conocemos.

Ha trascendido que hace un tiempo que Facebook se encuentra trabajando sigilosamente en un proyecto que, ya tendría denominación (se llamaría “Slingshot”) con las funcionalidades que actualmente ofrece SnapChat.

Autodestrucción garantizada

Lo que busca Facebook con este desarrollo es poder captar al segmento de adolescentes que actualmente prefiere usar SnapChat para comunicarse.

Evidentemente los jóvenes buscan aplicaciones que les permitan enviar mensajes, fotos y videos de forma fugaz, y que garanticen cierta privacidad. Este es uno de los ingredientes o distintivos que hace que SnapChat entusiasme tanto a la juventud: no sólo pueden enviar imágenes, también pueden saber por cuánto tiempo el receptor será capaz de verlos, ya que luego los mensajes o videos se autodestruyen sin dejar rastros ni evidencias.

Veamos cómo funciona el proceso de autodestrucción. La aplicación permite que los usuarios puedan establecer cuál es el tiempo de vida que tendrán las fotos enviadas (lapso que oscila de 1 a 10 segundos). Una vez cumplido este plazo, la fotografía se auto elimina.

SnapChat y los desnudos

Aunque la aplicación Snapchat no fue creada con el objetivo de ser una herramienta para enviar fotos de desnudos, muchos son los usuarios que promocionaron esta función. La explicación se encuentra en que las fotografías enviadas solo pueden verse, pero no permiten  hacer capturas de las mismas (brindando cierto marco de intimidad al usuario). En aquellos casos en que se intente capturarlas, la app le dará aviso al remitente inmediatamente.  De todos modos, los usuarios son quienes corren los riesgos por los contenidos que envían, ya que  desde la propia app, no se garantiza al 100% que la foto no haya logrado ser atrapada por el receptor, o que este no haya logrado captarla utilizando otro positivo (por ejemplo una foto de foto).

Qué se trae Facebook entre manos

Con la app Slingshot, Facebook busca imitar la esencia autodestructiva e íntima de SnapChat, ofreciendo conversaciones con transmisión de imágenes de video. Este chat funcionaría de modo independiente al Messenger de Facebook, y tendría la particularidad de poder enviar fotos y videos que se autodestruirán al poco tiempo de ser recibidos. Estos envíos, luego de ser vistos,  se caracterizarán por tener la capacidad de no dejar rastros, al no quedar almacenados en ningún lado. 

La aplicación, ideada para dispositivos móviles,  tendría una interfaz "veloz y simple" para un rápido envío de fotos y video.

Se espera que esta aplicación sea lanzada en pocos días, durante el mes de mayo.

Muchos serán los usuarios  que se vean tentados a utilizar la aplicación, para que no queden evidencias ni rastros de mensajes o fotos prohibidas. Y seguramente no se acotarán al segmento juvenil, los mayores también le encontrarán pronto el gustito a las posibilidades que brindará al nueva app de Facebook.  ¿Qué dirá SnapChat al respecto?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada