lunes, 27 de enero de 2014

Preocupación por Facebook: Del entretenimiento a la obsesión

La red social más popular del planeta, preocupa cada vez más a los padres por el tiempo que sus hijos pasan en ella y por la baja edad en la que se inician. En facebook en español te contamos cuál es la relación que los chicos tienen con Facebook.

Aunque una de las reglas de uso de Facebook es que sus usuarios sean mayores de edad, todo el mundo sabe que basta con mentir en el año de nacimiento para que cualquier menor pueda crearse una cuenta y comenzar a utilizarla. De este modo, cada vez son más los menores que la utilizan, llegando a ser mucho más que un entretenimiento y convirtiéndose en muchos casos en una adicción.

En la búsqueda por conocer qué es lo que hacen los chicos en Facebook, varios sitios especializados decidieron encuestar directamente a los protagonistas, para obtener respuestas de primera mano.

Facebook según los propios chicos

Consultándoles directamente a los menores, cuyas edades oscilan entre los 13 y los 16 años, llegamos a las siguientes respuestas:

  • Los menores pasan entre 10 y 11 horas conectados, principalmente desde sus celulares.
  • Del total de contactos que forman parte de sus listas de amigos, manifiestan conocer solamente al 20 o 25%.
  • Algunos manifiestan ser adictos al Facebook, y que ya ha dejado de ser un mero pasatiempo. Incluso declaran “No poder vivir sin Facebook” “Me volvería loca si no pudiera abrir mi cuenta por un mes”
  • Al consultarles sobre los peligros a los que están expuestos al tener usuarios desconocidos entre sus contactos, manifestaron que prefieren correr riesgos con tal de vivir una experiencia emocionante. También reconocieron como peligroso el hecho de “aceptar” a contactos desconocidos que puedan estar al tanto de la información que brindan en sus cuentas.

A partir de las respuestas de los usuarios consultados, podemos concluir en que siete de cada 10 menores considera que la red social es una adicción y que no podrían vivir sin ella.

Cabe que nos preguntemos cuándo y por qué la aplicación ha dejado de formar parte de una distracción para volverse imprescindible. ¿Qué espacios vacantes ha venido a reemplazar Facebook? ¿Será posible superar esta relación adictiva que se ha establecido entre los chicos y la red social?

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada